CIRUGÍA LASIK


El LASIK (queratomileusis in situ asistido por láser) es un tipo de cirugía refractiva. Este tipo de cirugía utiliza un láser para tratar los problemas de visión causados por errores refractivos. Una persona tiene un error refractivo cuando el ojo no refracta (dobla) la luz adecuadamente. Para que usted pueda ver bien, los rayos de luz deben viajar a través de la córnea y el cristalino. La córnea y el cristalino refractan la luz de manera que llegue a la retina. La retina convierte la luz en señales que viajan al cerebro y se convierten en imágenes. Cuando una persona tiene errores refractivos, la forma de la córnea o el cristalino impide que la luz se doble correctamente. Cuando la luz no se enfoca en la retina como debe ser, la visión es borrosa.


¿Qué es el LASIK?

Cuando se realiza un procedimiento LASIK, el oftalmólogo utiliza un láser para cambiar la forma de la córnea. Esto mejora la manera en que los rayos de luz se enfocan sobre la retina. El LASIK se utiliza para tratar la miopía, la hipermetropía, el astigmatismo y las presbicia.

El objetivo del LASIK es corregir el error refractivo para mejorar la visión. El LASIK disminuye la necesidad de anteojos o lentes de contacto o prescindir completamente de ellos.


¿Quién es un buen candidato para el LASIK?

Para someterse a una cirugía de LASIK, debe cumplir con ciertos requisitos. Estos son algunos de ellos.

  • Debe tener 18 años o más (Idealmente más de 21 años, que es cuando es más probable que la visión haya dejado de cambiar).

  • No debe haber cambiado su receta de lentes en el último año.

  • Debe tener un error refractivo (graduación) que se pueda tratar con LASIK.

  • Debe tener córneas saludables y debe tener una salud ocular buena en general.

  • Debe tener expectativas realistas sobre lo que el LASIK puede o no puede lograr para usted.